2 de abril de 2017

Daytripper, por Fábio Moon y Gabriel Bá

Qué portadaca.


Título: Daytripper.
Autores: Fábio Moon y Gabriel Bá.
Páginas: 272.
Precio: 27 €.
Editorial: ECC.










No suelo dejarme llevar únicamente por el diseño o el dibujo a la hora de comprar un cómic, pero en esta ocasión debo reconocer que era así. Conocía el estilo de los autores y había visto algo de las geniales portadas, pero apenas sabía nada de la historia. Se podría decir que la compra de este tomo fue una corazonada, cosa que, vista después de haberlo leído, resulta muy adecuado para el tipo de cómic que es.

Como es habitual, voy a proceder a hacer una pequeña sinopsis de la historia narrada aquí, pero lo cierto es que en esta ocasión he tenido dudas. No sabía si revelar un detalle que, según he visto otras sinopsis, suelen dejarse sin comentar. Sin embargo, a mí me hizo interesarme más por la serie y me parece un concepto que tiene mucho que ver con la premisa, de modo que lo que viene podría considerarse un pequeño spoiler. No obstante, no tanto de la historia en sí como de la estructura que va a seguir número a número.

Daytripper es la historia de Brás de Oliva Domingos, un escritor de necrológicas brasileño que trata de seguir los pasos de su padre, un reconocido escritor. Cada número nos transporta a un momento de la vida de Brás, todos ellos importantes pero con perspectivas muy diferentes, acordes a cada etapa de su vida. La única constante en todos los capítulos, es que terminan con la muerte del protagonista.
Así es, como si se tratase de una película de Sean Bean, en Daytripper pronto nos acostumbramos a saber que nuestro protagonista tiene una clara fecha de caducidad. Obviamente, esto no importa para nada en el relato, y lo vuelve excepcional. No sólo por las muertes y la forma en que se producen, sino por la forma en que cada una de ellas genera un significado y un impacto diferentes en el mundo, como se ejemplifica en las poéticas necrológicas del propio Brás que cierran cada capítulo. Aunque todos los capítulos son especiales por esto mismo, tengo que resaltar el penúltimo, que combina un estilo delirante con una gran ejecución.
-¿Usted es Genaro?
-Eso es lo que piensa casi todo el mundo. Pero Genaro era el nombre de mi padre.
-¿Usted le puso su nombre?
-Él le puso su nombre. Yo sólo heredé el bar.
-¿Y cómo se llama?
-Policarpo Claudionor.
-¿En serio? Lo siento.
-Ya. Pero nadie me llama así.
-¿Y cómo le llaman?
-Genarinho.
-Podría haberle cambiado el nombre al bar.
-Seguiría siendo su bar, y yo seguiría siendo su hijo.
Obviamente, la historia no se sostendría si no fuese por tener un protagonista bien definido, con miedos, sentimientos y aspiraciones que se hacen muy reales a pesar de vivir rodeado de un ambiente que a veces deforma la realidad. También pueden resultar familiares al lector las personas que rodean a Brás, porque conforman una red de relaciones que cada persona experimenta en su vida. Su mejor amigo, Jorge, resulta especialmente carismático y precisamente por eso es una pena que su historia se cierre en un capítulo algo agridulce y misterioso, porque te quedas con ganas de saber más sobre él.
Lo cierto es que una de las formas de resumir la temática de este cómic sería centrarse en eso, en la red de relaciones que conforman lo que una persona es, y cómo impactan en las personas las dos familias que puede tener, la que se elige y la que se impone. Los dos ámbitos se usan para explicarnos cómo Brás se ha desarrollado y es a través de ellos más que del propio personaje que conocemos su personalidad.

Otro elemento determinante en la historia tiene poco que ver con la temática, pero mucho con el tono, es la ambientación en que sucede. Se trata de un Brasil atemporal, viejo y nuevo, rodeado por sucesos extraordinarios y una realidad cotidiana algo romantizada que, efectivamente, se interna en el realismo mágico con mucha sutileza. Y es que, a pesar de todas las excentricidades que rodean a la historia desde sus cimientos, acaba por resultar creíble e incluso desearías que el mundo funcionase un poco como la sociedad de este cómic.


Los gemelos Ba y Moon, que comparten labores tanto en el guion como en dibujo, armonizan un estilo gráfico que ayuda mucho a internarse en esa ambientación que comentaba. Como la realidad mostrada en las acciones, el dibujo presenta una realidad deformada y única, pero en la que apetece internarse.  Con un trazo expresivo e irregular y unos colores apabullantes, los dibujos y la historia se imbrican para conformar un universo único, basado en una mezcla entre el boceto y lo pictórico. Un estilo muy particular, como cabría esperar de una obra tan personal.
Impresionante y cotidiana,
como esta portada,
es Daytripper.
Como no podía ser de otra manera tratándose de un cómic tan pasional, al final mi corazonada fue acertada y este cómic tenía mucho más aparte de un dibujo espectacular, que lo tiene. La historia se nutre de personajes cotidianos, llevándolos a lo extraordinario e imposible, lo que conduce al lector a caminar por el sendero de una vida marcada por el milagro, como la de cualquiera de nosotros, y que precisamente por ello deja algunas cosas sin un final claro. Porque, como cada vida, empieza o termina en muchos momentos.

PUNTUACIÓN:
Ω Ω Ω Ω

25 de marzo de 2017

Moriré a medianoche, por Kyle Baker


Título: Moriré a medianoche.
Autor: Kyle Baker.
Páginas: 62.
Precio: 3,50€.
Editorial: Norma editorial (descatalogado).



(nunca es suficiente)

Comentaba en la anterior entrada que recientemente, más por casualidad que por buscarlo, me había leído dos obras ambientadas en la entrada al siglo XXI. Pues bien, aquí está la segunda, Moriré a medianoche, del muy personal Kyle Baker. Por lo general no suelo reseñar cómics tan difíciles de encontrar, pero por una vez no hará daño. Tampoco suelo poner como sinopsis las que aparecen en la contratapa de los libros, pero hoy estoy por hacer excepciones porque ésta en particular me parece muy buena:

Fin de año. Las buenas noticias son que Muriel ha decidido volver con Larry. Las malas noticias son que Larry se acaba de tragar un bote de pastillas.

20 de marzo de 2017

Promethea, por Alan Moore y J.H. Williams III

Iba a ponerlos apilados para la foto,
pero merece la pena ver bien cada tomo.
Título: Promethea.
Guionista: Alan Moore.
Dibujante: J.H. Williams III (colaboraciones esporádicas de Charles Vess y José Villarrubia).

Extensión: 3 tomos de 336 páginas cada uno.

Precio: 31,50€ cada tomo.
Editorial: ECC.
(me parecía que sin esto el artículo no estaba completo)

Recientemente he leído un par de obras que reflejan el impacto que causó la entrada en el siglo XXI para la sociedad. Se trataba de un hecho anecdótico, pero las leyendas en torno a lo que podía suponer el efecto 2000 y las predicciones apocalípticas sobre el nuevo estado de las cosas que se generaría a raíz del nuevo milenio estaban en boca de todo el mundo en aquellos momentos. Pronto lo olvidamos, como es normal, pero inspiraron a muchos artistas, y sus obras suponen un recordatorio de que no hace tanto que se produjo esa transición entre los siglos XX y XXI, y de que en ése momento parecía significar mucho (y quizás haya sido así). Y bueno, ésta es la historia que Alan Moore cuenta en ese contexto:

Sophie Bangs es una estudiante que está dedicando su trabajo de final de carrera al estudio de Promethea, un personaje de ficción que se ha recogido a lo largo de distintas épocas, adaptándose a diversos medios desde tiempos inmemoriales. Sin embargo, se verá sorprendida cuando ella misma acabe fusionándose con esa entidad de ficción. Y es que Promethea existe, pero en el mundo de lo ideal y la imaginación, la llamada Inmateria, ya que fue transportada allí por su padre, un hechicero acusado de hereje que quería proteger la vida de su hija.

15 de marzo de 2017

Pensadores de Viñetas: 10. Carles Recio


En Pensadores de viñetas hablamos (sí, hablamos, porque es un podcast) de la gente detrás de los cómics. No porque la gente que salga en los cómics sean pequeños humanos aplastados contra las páginas, pero sí porque hay otra serie de humanos cuyo trabajo es guionizarlos y dibujarlos. Lo sé, yo también flipo con esto. El caso es que con esto te ofrecemos la oportunidad de disfrutar de nuestras aterciopeladas voces y de las de nuestros invitados de excepción...

¡ESPECIAL ANIVERSARIO! En nuestro episodio de hoy celebramos nuestro primer año con un especial de larga duración dedicado a la insigne figura de Carles Recio, conocido por sus escarceos con la ultraderecha valenciana, por su faceta de proxeneta, por cobrar sin ir a trabajar y, como no, por sus cómics. De entre éstos destaca su propio universo superheroico, repleto de supermujeres que representan a diversas regiones de España y lideradas, como no, por la simpar Españísima. Por supuesto, el equipo habitual del podcast se reúne en una ocasión tan especial, con Panmios tratando de dirigir inútilmente un tren que descarrila con ChinaskiSuzie y Entiman dentro. Eso sí, se unen hoy a la fiesta Laura Ciudad, diseñadora del logo que pronto estrenaremos, Maloles, proveniente de Fan Grrrl Podcast y Javier de la Morena, de El Imperio del Monopolio de Radio Vallekas.

9 de febrero de 2017

Pensadores de Viñetas: 9. Robert Kirkman

En Pensadores de viñetas hablamos (sí, hablamos, porque es un podcast) de la gente detrás de los cómics. No porque la gente que salga en los cómics sean pequeños humanos aplastados contra las páginas, pero sí porque hay otra serie de humanos cuyo trabajo es guionizarlos y dibujarlos. El caso es que con esto te ofrecemos la oportunidad de disfrutar de nuestras voces y de las de nuestros invitados...

Un podcast muy especial, en el que no escatimaremos en adjetivos descalificativos para así tratar de definir la obra de Robert Kirkman, que abarca clásicos recientes como Invencible o Los Muertos Vivientes, que llevan años desarrollando su propio cosmos de ficción. Además, también tenemos tiempo para hablar de obras más inclasificables como Outcast o El Incorregible Hombre Hormiga. Panmios presenta un programa en el que se cuelan entes ajenos, Chinaski hará la mejor imitación de Bane que has escuchado en tu vida, Suzie se reirá de gente muerta y Entiman conseguirá un barril de monos. ¡Aventuras para toda la familia!