28 de julio de 2013

Watchmen, por Alan Moore y Dave Gibbons


Londres, 1987
-Hey.
-Llevo dos paquetes de cigarrillos esperando que aparecieras Norton. Supongo que ya sabes lo que quiero y que vas a dármelo. ¿Me equivoco?
-Cigarrillos, sí. Tan fiel a ellos como Walt Disney. Un fracaso que tuvo que hacerle volver a la animación tradicional. Nunca quedé convencido con las últimas de todas formas. Millones de dólares y unos pocos centavos invertidos en ridículos caprichos de control que se irían a pique por culpa de un día de resaca. Por la televisión no se vio igual, claro. Pero tú sabes que sé a lo que vienes, Constantine, estás en su casa, en su mismo despacho, sólo haz tu petición.
-Necesito de Gull, sé que el intuía algo como lo que acabo de encontrar ahora y también sé que es algo que me viene grande.
-Mi respuesta es, evidentemente, negativa. Pero también sé sus consecuencias. Wat Tyler no tuvo tanta suerte. Sangre enferma y negra derramada sobre un suelo recién empedrado y agrietado por la revolución. No es tan trágico, pero tú pretendes algo que podría tener consecuencias igual de catastróficas. No puedo permitirlo. Aunque, en realidad, no puedo impedirlo. Ha sucedido. Y sucederá. O tal vez sucede. Creo que Jon sabrá más de esto. Ya le preguntarás luego.
-Entonces ahórrate el esfuerzo de negarte, sabes que independientemente de lo que hagas me abalanzare hacia ti para viajar contigo al estudio de Gull en el siglo XIX.
-Esa insolencia tiene tanto sentido como una escopeta recortada en una guardería infantil. Como hilos de sebo que hacen tropezar a Dios sobre Knightsbridge. Fue una mala noche. Abrázame entonces cuanto quieras, pero que sepas que opino que tu excursión no traerá nada...

Londres, 1887
- ...positivo.
-¡Vaya! Estaba claro que este sitio había vivido tiempos mejores, pero no tenía ni idea de cuánto. Esto es muy lujoso, se nota que en esta época el Imperio Británico se refería a algo más que a una cadena de  restaurantes Fish&Chips. ¿Cómo un medico puede tener su propio templo privado dedicado a la oración...?
-Olvida en su observación, mi estrafalario e inesperado visitante, que está hablando de un médico nada ordinario. Si tienes entre tus responsabilidades el cuidado de la mismísima familia real y una familia como la mía, no sólo debes cuidar la higiene del cuerpo, también la del ánima. Observo que me encuentro ante una de las nada frecuentes apariciones del Prisionero de Londres acompañado de otra presencia no menos singular. ¿A qué debo el honor de esta visita?
-Hey, Jack. Un elegante traje negro que tiene costuras realizadas por esclavos asiáticos del otro lado del Támesis. Por tres centavos habrá muerte en esta ciudad. Este tío viene a comentarte así por encima la verdad más absoluta. Creo que la sangre salpicará Withechapel igual que el azul salpicará las paredes de este estudio, y no será bueno. Pero, ¿qué importa mi opinión? Adiós.
-Una desaparición tan repentina como su aparición. Típico. Pero me ha dejado este extraño regalo. Deduzco que has usado a Norton para llegar hasta mí. No sé a qué se deben tantas molestias para contactar con un humilde servidor del destino como yo, pero sin duda confío en que resulte gratificante. Por favor, siéntese. Mi nombre es William Withey Gull.
- Constantine... John Constantine. No te dejes sorprender por el color de la gabardina, son los años... Estoy aquí por algo que creo que nos incumbe a los dos. Necesitaba de alguien con tu habilidad...
-Mis habilidades abarcan desde la cirugía hasta la astrología. Temo que deberás ser más específico, Mr. Constantine.
-Verás Gull, llevo algún tiempo dándole vueltas a algunos conceptos y he encontrado cosas que me desconciertan. ¿Nunca has pensando en algo por encima de nosotros? ¿En algo mucho mas grande de lo que podemos llegar a comprender?
-Como todo hombre mortal. Pero sé que, por el mero hecho de haber llegado hasta aquí, no eres un cualquiera reflexionando sobre su condición. Hablas de nuestra creación como deriva de un acto mágico. Hasta donde yo sé, tú y yo compartimos ese interés en las artes ocultas. Pero tú hablas del Tercer Mago, al que nunca hemos visto pero siempre está presente en nosotros de alguna forma.
-Así es. Parece que sabes tanto como decían todos aquellos libros polvorientos. He encontrado algo que lo acerca hasta nosotros, tan solo fíjate, lo traía conmigo bajo la gabardina. Abre el paquete y ojéalo. A mí, por lo menos, me resulta muy real.
-¿Qué es esto? ¿Se trata de más creaciones del Tercer Mago? ¿Cómo lo has obtenido?
-Bueno, ya sabes, todo gran mago tiene sus trucos...¿Te ha impresionado el mío?
-De acuerdo, sé todo lo puerilmente misterioso que quieras, pero por fascinante que resulte no comprendo por qué te has tomado este trabajo para compartirlo conmigo.
-Porque pese a nuestros conocimientos, porque pese a haber acumulado la mayor parte de la sabiduría de lo desconocido de este mundo y del otro, esa pequeña obra nos eclipsa, nos entierra en su sombra.
-¿Hablas en serio? ¡Es imperdonable! ¡Personas vestidas con trajes ridículos movidos por una motivación simple e infantil de acabar con la maldad! ¿De verdad merecen más respeto y consideración que nosotros?
-Solo piénsalo. ¿Acaso se puede contabilizar la grandeza de nuestros actos? Y aun así nadie nos recuerda, somos los restos de la creación del Tercer Mago.
-Desde luego, no puedo concebir cómo podemos tener menos consideración que estos seres. Son tantos, tan simples y tan coloridos que probablemente todo su atractivo sea mero artificio sin nada de profundidad.
-Compruébalo tú mismo Gull, no deben ser más profundos que las tazas donde tomas el té. No te cortes, ojéalo.
Titulo: Watchmen.
Guionista: Alan Moore.
Dibujante: Dave Gibbons.
Editorial: ECC.
Paginas: 416.
Precio: 25 











-De modo que se ambienta en unos Estados Unidos alternativos de 1985 en los que existen personas enmascaradas que pretenden hacer el bien luchando contra el crimen pero que, sin embargo, se han visto retirados y acabados. Parece ser que uno de los héroes en realidad era un soldado psicópata llamado El Comediante y toda la motivación de la serie es la búsqueda de su asesino. No parece una premisa más interesante que la de esos folletines de Conan Doyle aderezada con algunas trazas de futurismo y violencia.
-Sin embargo no por ello debemos subestimarlo. ¿Qué mejor manera de juzgarlo que realizando un análisis? Después de todo son solo 12 capítulos y a mí aún me queda mucho tabaco.

-Un primer número bastante decente. Tras la reconstrucción de la muerte de este Comediante por unos policías ineptos, el único de los héroes que sigue en activo al margen del gobierno, un violento y obsesivo personaje llamado Rorschach cuya cara parece fluctuar en machas negras y blancas visita a sus antiguos compañeros. A los que quedan. A ellos les conocemos superficialmente, pero Rorschach resulta mejor parado. Daría la apariencia de que su carácter agrio y desagradable ha sido producto de experiencias poco convencionales.
-Ese tal Rorscharch no hace si no seguir con esa estúpida investigación. Viejos amigos, muchas preguntas, algo de violencia... me gusta su método. Sin embargo a su amigo la batería humana no parece gustarle el tono de sus primeras deducciones. Poco mas hay que decir del primer capitulo, ¿No crees Gull?
-Es todo demasiado lento y demasiado grande. Da la sensación de que nos han soltado en un mundo mucho más grande de lo que podemos ver en este primer número. Sólo nos encontramos con muchos detalles que parecen significar algo, pero que de momento no nos dice nada. Parece que esos capítulos finales del libro "Bajo la máscara" quieren solucionar eso, pero en realidad no nos cuentan casi nada. Todo lo que hace este capítulo es dejarte con la sensación de que lo importante apenas está por llegar.
-Eso y que Rorschach odia a todo el mundo es lo único que parece quedar claro aquí.

-He venido para advertirte sobre el asesino de enmascarados para que no acabes siendo el hombre más inteligente de la morgue. Pero supongo que se puede acabar siendo algo mucho peor.

 -Rorschach siendo tan cortés como puede con Adrian Veidt

-Pero su rencor es diferente hacia diferentes sujetos. Ese Búho Nocturno, por ejemplo, que no es otra cosa que una persona acabada y sin dicha que secretamente añora tiempos mejores no es sino una representación fiel de todas esas personas patéticas y penosas que no se atreven a realizar sus sueños por una excusa de falsa madurez.
-Eso y una copia de Batman.
-¿Qué cosa es un Batman?
-No es un mal tipo, pero es algo serio. ¿Y esa tal Espectro de Seda con la que cena? Quejándose y farfullando de la decisión que tomó su madre en su lugar, no solo parece blanda si no que además vive a costa de la batería humana.
-Doctor Manhattan. Sus capacidades parecen trascender la humanidad, y con ello su espíritu. Desde luego, parece casi lógico que una persona capaz de realizar acciones tan extraordinarias se vea alejado de la humanidad. No obstante, parece olvidar en su transición a un ser superior la importancia de las ideas y las voluntades humanas, olvidando con ello el poder de la magia sobre ellas. Para él todo es científico y obedece a una relación causal. Aquél otro que lleva un traje violeta, sin embargo, a pesar de lo poco que sabemos de él parece tener en cuenta otras variables en sus razonamientos.
-''El hombre mas inteligente de la morgue'', piensa Rorschach que será. Parece un hombre extraño, lo muy demasiado humilde, demasiado tranquilo y callado para ser un tiburón financiero, no me inspira nada bueno...
-En realidad, todavía parece que todos tienen demasiado que ocultar. Deberíamos seguir.


-El segundo número no empieza de una forma excesivamente esperanzadora. El funeral de El Comediante, veo demasiada tensión en el aire, casi se puede escuchar el sonido del silencio. Sinceramente no se si la gente lo despreciaba y temía o sencillamente lo respetaban, El Comediante... un fascista al trabajo de EEUU, Vietnam, Irán, sudamérica... un largo y duro expediente, incluso se ve alguna violación. El gobierno debía tenerle mucho cariño. Un cabrón duro, sin gracia, verlo todo tan claro debió de trastornarlo. ¿Te has fijado en la joven Espectro de Seda y su negativa Gull?
-Es lógico que decidiese no ir. Ve la vida de una forma muy simple y ni siquiera siente respeto por ese hombre tan peculiar por lo que aconteció con su madre. Ella, sin embargo, parece que sí hubiese asistido de no encontrarse en una residencia en la soleada California. La relación entre ambas mujeres parece cargada de tensiones, de años de compartir tantas cosas como se reprochan.
-No son ni mas ni menos que la sombra la una de la otra. Y luego todas esas manifestaciones, las afirmaciones de El Comediante sobre el sueño americano. Todo es tan distinto de lo que conozco...¿Te fijaste en quién fue el hombre que dejo flores en su tumba?
-Moloch. Parece un delincuente sin excesiva importancia que sería frecuentemente detenido por los héroes como muchos otros. Sin embargo, fue el último en ver a El Comediante, y tuvo un contacto podría decirse que íntimo con él. Ante el imbatible enemigo de la muerte, no caben otras petulantes rivalidades. Y parece que es determinante esta conversación para el misterio de su asesinato. Todo parece apuntar al Doctor Manhattan y a una isla, pero, por supuesto, elaborar explicaciones en base a esto en este punto de la obra sería un insulto a la inteligencia.
-Y para finaliza el segundo número Rorscharch sigue indagando en el caso. Aunque es pronto para decirlo parece que es un hombre que no cede ante nada.
-Cada vez resulta más fascinante este personaje, y desde luego su narración del final de la obra es excepcional, pero de momento la información sobre este mundo sigue llegando muy lentamente. Tenemos más detalles sobre él en el apéndice, con más capítulos de Bajo la Máscara. Es interesante comprobar cómo los Minutemen se conformaron. Resulta muy realista la concepción de que existiesen en gran parte como una empresa, y también su caída debido a las particularidades de cada uno que sin duda les llevaron a tomar parte en una lucha contra el crimen de un modo tan excéntrico. Pero aún desconocemos gran parte de este inmenso mundo. Al menos hemos conocido un poco más de El Comediante, ¿no crees?
-Nos acerca un poco mas al que curiosamente, dado que desde el comienzo esta muerto, parece uno de los protagonistas de mayor peso de la obra.
-La víctima parecía ser poco menos que un asesino despiadado. Un perro de guerra que el gobierno utilizaba. Pero según conocemos más de él da más la sensación de que él utilizaba a su gobierno para extender la guerra. Sin duda una persona con una visión compleja de las cosas, que conocía cómo funcionaban las cosas ajenas al juego de los enmascarados pero decidió vivir como ellos para su propia diversión.
En cuanto te das cuenta de que todo es un chiste, ser El Comediante es lo único que tiene sentido.
-El Comediante


 -El apocalipsis nuclear y el mejor arma estratégica de EEUU esta fuera de combate. Siéntete afortunado por no saber lo que eso significa Gull. Por una vez la batería azul se ha mostrado humana, atacada por un periodista en una simple entrevista que le exige respuestas a la muerte de todas las personas que estrechan relación con él. ¿Es normal que se largara no?
-Como había dicho, el Doctor Manhattan no comprende la voluntad humana. Los intereses periodísticos de atacar al gobierno por parte de un medio alineado ideológicamente en su contra y las emociones de su pareja le son demasiado lejanos para una persona para la que todo son reacciones físicas. En realidad, era predecible que podría pasar algo así.
-Si era predecible cualquiera ha podido usarlo como un peón. Es gracioso como Espectro de Seda ha ido a buscar consuelo a un hombre tan aburrido como el Búho. Un cambio muy brusco diria yo, y no parece repercutirle negativamente. Y fijate, amigo Gull, nos sumergen en otra obra dentro de la misma. El Tercer Mago es un tipo extraño cuanto menos.
-Sólo un tipo extraño podría atreverse a semejante maravilla. Introducir los Relatos de la Fragata Negra como una suerte de historia paralela cuya narración se funde perfectamente con los sucesos de la historia principal es un recurso que añade una nueva dimensión al medio. Desde un primer momento se atisba en Watchmen la perfecta unión entre imágenes y narración, aún cuando estos elementos no tengan relación directa, pero desde el primer cuadro de este número, cuando una vela negra es descrita mientras se nos muestra la imagen de la similar aspa de una señal que advierte de peligro la historia adquiere un volumen poliédrico. Es un mago hábil, sin duda.
-Tiene muchos otros trucos. La señora del cáncer, Janey Slater, que ya habíamos visto nombrada antes en relación a Manhattan al fin aparece, e impresiona la forma en que se narra al mismo tiempo su desengaño confesado a los periodistas y el que sucede a tiempo real entre el Doctor Manhattan y Espectro de Seda. Hechos similares, nuevas perspectivas. Divertido.
-Fantasmas nuevos y viejos son lo único que podría hacer huir a un ser todopoderoso. Pero existe otro elemento que se introduce en este momento, y se trata de la cotidianeidad. De las personas de a pie. El quiosquero y el lector de desechos culturales. Sin duda, personas de importancia nimia al igual que sus posibilidades intelectuales, pero es divertido observar cómo esos patanes reaccionan ante los sucesos que acontecen en la trama principal.
-Eh...Claro. Pero lo que realmente resulta genial de ellos es esa escena entre el quiosquero y el tarado que anuncia el fin del mundo. Toda esa simbología y lo irónico que resulta que reserve el periódico alguien que piensa que al día siguiente acabará el mundo.
-Lo que verdaderamente resulta notable es la continuación de esa situación, cuando el desdichado de la pancarta regresa con el quiosquero para recoger su libelo y, en efecto, le confirma que el fin ha llegado. Una clara referencia a la fuga del Doctor Manhattan del planeta.
¡Soy un quiosquero, maldita sea! ¡Me mantengo informado acerca de la situación! ¡Tenemos que machacarles a bombas hasta que brillen por la radiación! Aunque, claro, ésa es mi opinión.
-Y, para finalizar el capítulo. el plan nuclear de Nixon, el miedo, el terror repartido en cada página. Cualquier sabe que puede suceder a continuación.
-Además, claro está, de esos capítulos de Bajo la Máscara que nos dan una idea de lo que alguien como el Doctor Manhattan le hace a la sociedad. Y, gracias en parte a ese extracto de un libro ficticio, ya se ha establecido todo el contexto. Los personajes en general han sido presentados, la situación se ha establecido, el lector al fin se ha acostumbrado a los numerosos recursos que hacen avanzar la dinámica de la historia y por fin comenzamos a atisbar parte de ese gran mundo creado para esta obra. Es el momento de entrar más detalladamente en materia.


-El Doctor es un hombre extraño. Dicen que la obra original fue censurada y que dice concretamente ''Dios existe y es americano'' Dios... Imagínate la magnitud de su poder, imagínate como contempla el mundo un hombre mas poderoso que el universo mismo. Y sin embargo la representación de su conciencia es perfecta...
-Sin duda es compleja la creación de un ser tan omnipotente, pero en toda esta narración de su exilio se reflejan los pensamientos de algo tan irreal de forma perfectamente realista. Su concepción del tiempo impregna cada página. Para él no es sino otra dimensión que se da de forma simultánea. Algo que me encantaría experimentar en un futuro. Es increíble en ése aspecto, pero sigo viendo que el buen Doctor aleja a las conciencias humanas del gran campo de experimentación lleno de maravillas que para él es el mundo.
-Para él el mundo no parece ni mas ni menos que un juguete, se divierte jugando con la creación, variándola, creando y destruyendo a placer. Aunque, claro está, es incapaz de entender las relaciones humanas o realizarse mediante las mismas. Su conciencia es compleja, alternativa y perfecta.
Es demasiado tarde. Siempre lo ha sido y siempre lo será
-El Doctor Manhattan un día que se levantó positivo

-Se te ve impresionado, mi joven visitante. No obstante, gracias a esta singular retrospectiva sobre su vida, podemos comprobar el proceso que le haha ido alejando más de las personas que habían llegado a estar cercanas a él. Quizá su pareja, ésa que ahora coquetea con Dreiberg, sea la única de la que todavía no se ha alejado del todo. ¿Pero es cierto que una criatura tan extraordinaria y con una visión tan analítica sea capaz de padecer una debilidad tan mundana como el amor?
-Bueno... personalmente no lo llamaría amor, sino sencillamente sexo. No le veo capaz de relacionarse de ninguna otra manera con un ser humano, quiero decir... ni tan siquiera comparten la mismo visión del tiempo o el espacio.
-Al final, el amor es el envoltorio mágico y simbólico con que las personas envuelven el dulce caramelo del sexo. Es algo necesario para enmascarar una realidad física en la que somos meros monos apareándose, aunque por supuesto soy de la opinión de que el amor debería ser controlado por uno mismo y no dejar que controle a uno, porque ello puede derivar en comportamientos aún más rudimentarios y vulgares que nuestra sexualidad. Pero volviendo a lo que nos ocupa, considero ciertamente notable el desarrollo de las máquinas y artilugios gracias a la presencia del Doctor Manhattan. Pero supongo que eso es algo que tú valorarás en una estima menor, ya que no eres quien está acostumbrado a carruajes y trenes de vapor.
-Me temo que lo valoramos en la misma medida Gull, en mi mundo no existe ese tipo de tecnología, al menos no fuera de la ficción. Incluso las ideas que los científicos tienen en mente se quedan cortas frente a su progreso: energía limpia, renovable y barata. Me sorprende que se arriesguen con una guerra.
-Para explicarnos esto se encuentran los capítulos finales de "Dr. Manhattan: Superpoderes y superpotencias", un supuesto libro publicado por Milton Glass, quien fuera jefe de Jon Osterman, bajo cuyo pomposo título se encuentra una descripción perfecta de la situación política en ese mundo alterado. Parece ser que un dios tangible puede alterar el estado de las cosas políticas más que todos aquellos dioses intangibles que venimos arrastrando desde hace miles de años.
-Es cuanto menos curioso, ¿te parece bien si pasamos al siguiente capitulo?
-Por supuesto, no eres el único que se siente legítimamente intrigado acerca de lo que sucederá.


-Rorscharch, imparable, esta uniendo los peores trozos que encuentra para su investigacion. La huida de Manhattan, la muerte de El Comediante y aquella lista de la que hablaba Moloch, estoy seguro de que culpará a los rusos por ello.
-Da la sensación de que para él las complicadas tramas políticas son la explicación a todo lo que le rodea. Quizá sea la única persona que vive en el mundo real. En cualquier caso, al final de este número parece que sus posibilidades se reducen bastante, aunque es un hombre sin duda pertinaz. Lo que está claro es que la gran revelación sobre él al término del episodio es capaz de conmocionar y sorprender incluso a un perspicaz hombre formado como yo.
-Rorscharch, cayendo en su propia trampa. Cuanto menos increíble, sobre todo por el hecho de que es la misma justicia la que le captura. Y no olvidemos la crudeza del relato del navío negro, la dureza de navegar en una balsa construida con los restos de tus viejas amistades.
-No hay duda de que esa historieta de piratas adquiere en este momento un punto álgido. Hasta ahora era un mero telón que relacionaba las obras producidas en este mundo con los acontecimientos determinantes del mismo, pero en el momento de ese suceso de descomunal tragedia esta historia secundaria se impregna de una relevancia propia. Aunque verdaderamente eso sucede en este punto con cada una de las tristes historias corrientes que se nos presentan danzando en tan curioso escenario.
¿Acaso todo el mundo salvo yo se está volviendo loco? Por encima de la calle 40, un elefante flotaba.
-Mención en el Diario de Rorschach del estado de la sociedad

-La pequeña gota que faltaba para colmar el vaso: el asesinato de Ozymandias. Aunque al fin el hombre mas listo del mundo nos demuestra sus habilidades, que físicamente tampoco están nada mal. Una pena que no pudiera atrapar al sicario... supongo que Rorscharch dará con aquel que lo mandó.
-Lo verdaderamente notable de esta escena es la simetría con que se disponen los cuadros de dibujo, en el punto central de este número plagado de aterradoras simetrías. Se trata de un recurso que otorga siempre distinción aquel de disponer las obras de forma simétrica. Da un cierto sosiego al alma que creemos tener el pensar que las cosas van a acabar exáctamente como empezaron.
-Pero no siempre es así. ¿Que pasa entonces al final con la trampa que le tendieron a Rorscharch, Gull?
-Se trata inequívocamente del asesino de enmascarados, en caso de que sea exactamente eso. Parece que el violento y antipático vigilante de las manchas ha molestado en sus investigaciones a quien no debía. He de reconocer que me siento intrigado acerca de cómo continuarán los hechos.
-Bueno, imagino que es algo que pronto descubriremos. Antes de eso nos encontramos con un fragmento de "La isla del tesoro: el tesoro de los cómics". Parece que el Tercer Mago ha sido especialmente meticuloso a la hora de recrear este nuevo mundo de superhéroes, inventándose hasta qué habría sido de los cómics en un panorama así. Parece que los piratas les han sustituido en esas tiras cómicas superheroicas. La ironía prácticamente ha saltado para abofetearme la cara.
-No creo tener la perspectiva para analizar esto, pero sí compruebo que aquel "guionista", como se le llama, que se menciona en esas páginas finales es uno de los raptados en tan intrincada conspiración. Todo en este vasto universo de ficción está tan conectado como en la vida real. Apenas entramos en el ecuador de la serie y ya se aprecia que todos los diferentes hilos desembocarán en un acontecimiento extremo.
-Claro. El reloj se sigue acercando a las doce.


-Parece que vamos a conocer  Rorschach aún más en profundidad. Apenas un pobre hombre iluminado que cree poder luchar contra todo un mundo con sus limitadas armas sin preocuparse de obtener un poder sobre la consciencia de la gente. Un esfuerzo vacuo, pero sin duda de una tenacidad admirable.
-Ni mas ni menos que con un psicólogo, afloran los recuerdos... Sin embargo lo analiza, plenamente y con fidelidad he de reconocer. Le analiza minuciosamente y se trata de una creación del Tercer Mago no menos humana que nosotros. Una madre prostituta a la que odia a través de la que vuelca su odio en la sociedad y se convierte en un vigilante.
-Pero el psicólogo se vuelca en su trabajo por las razones equivocadas. La mente del vigilante es mucho más profunda de lo que ese torpe pseudomédico es capaz de alcanzar, de modo que acaba precipitándose a los oscuros acantilados nocturnos de su mente perturbada. El odio hacia la podrida sociedad que Rorschach tiene es demasiado. Y lo más aterrador es que parece perfectamente justificado. Interesante.
-Rorscharch no hace si no dejarle claro su odio por la humanidad, su clara y simple visión del mundo. Manchas negras moviéndose en un fondo blanco, siempre moviéndose, sin mezclarse, sin formar nunca el color gris.
-Sí, la sola idea de alguien con una visión tan determinada del bien y del mal viendo analizada su mente es sublime. Nos da la oportunidad de conocer cada uno de los detalles que motivaron una psique tan peculiar. Un individuo ciertamente interesante. En el anexo en que se nos muestran documentos sobre su estado mental apenas se nos aporta otra perspectiva sobre lo ya dicho en este número. Se trata de un momento cumbre de esta historia y resulta tan plenamente perfecto como la simetría de la máscara de Rorschach. Poco se puede añadir a esto.
Entonces renací, libre de garabatear mi propio diseño sobre el lienzo en blanco, en cuestiones morales, que es este mundo. Era Rorschach.


-Dreiberg, Dreiberg, Dreiberg... nunca habría imaginado que al final iba a acabar con la chica, claro que siendo incapaz de levantar el peso de la relación cualquiera diria que van a aguantar mucho juntos...
-Haces gala de un intenso cinismo, pero verdaderamente son una pareja bien juntada por compartir su insignificancia y mediocridad. Por ejemplo, Dreiberg es una personilla patética que abandonó su vida de héroe pensando que entraba en otra etapa de su vida cuando verdaderamente estaba encerrando su propio espíritu, y Juspeczyk también abandonó su vida pensando que era necesario y, aún más, que era lo que pretendía. Pero verdaderamente ambos son dos seres infantiles que se niegan a reconocer ante sí mismos que añoran sus tiempos de heroísmo. Resulta obvio que no eran héroes para ayudar a la gente, eran héroes para ayudarse a sí mismos.
 -Y no sin ni más ni menos que distintos caminos los que les han unido, mira a Juspeczyk Jr. como su obligación, el legado que le impuso su madre se ha convertido en una pieza fundamental que añora en su vida. Mientras que Dreiberg... él, bueno, quería convertirse en el propio héroe de su infancia, y cuando pensó que esa época no iba a durar más la abandonó. Y finalmente fíjate, cómo es esa vida de adrenalina la que impulsa sus vidas, la que las alimenta de emociones positivas.


Un búho apasionado.
-Resulta destacable la naturalidad con la que se desarrolla una relación entre dos personas que han llevado una vida tan extraordinaria.
-Pero algo queda de esa vida, porque un cualquiera no solucionaría sus problemas volando en una nave-búho.
-Una aseveración tremendamente acertada. La salida de su cotidianeidad y su recuperación de ellos mismos marca el final de este número, junto a un anexo de un mero artículo publicado en una revista por Dreiberg. Parecería que sólo remarca su inclinación hacia la mitología y la ornitología, pero verdaderamente podemos leer entre líneas el momento en que se inicia su nostalgia latente por su pasada vida de héroe.


-Un poco más cerca del final... doy gracias, apenas me quedan silkcut. En este capítulo el Tercer Mago ha decidido frenar un poco la marcha, recordarnos la realidad del contexto, los pequeños hechos que han ido desembocando en el canal de la historia. Levemente la  evolución de los personajes tras comenzar esta caza de enmascarados...
-Tras iniciarse metiéndonos de golpe en este mundo alterado, parece que se había dedicado a desarrollar partes y personajes muy específicas de ese mundo, con un avance mínimo de la trama principal. Una situación que cambia en este número, donde el clímax se respira a cada página. Justo con la celebración de una festividad de los muertos.
-Ah, esos pequeños niños con esos disfraces... curioso cuanto menos.
-Por supuesto, la inocencia de sus disfraces recuerda a la de los primeros héroes enmascarados que se presentan en esta historia, como Hollis Mason, que sufre una trágica suerte. Nunca he tenido especial simpatía por él, apenas me gusta su apellido, pero la narración final en la que él es protagonista, alternando sus luchas pasadas con las que vive en el presente es a todas luces magistral.
-Y de pronto la isla... Entiendo que alli junten artistas, escritores, guionista de cómics... ¿pero físicos, ingenieros y científicos? Supongo que si trastornó a El Comediante sería algo por encima de la comprensión humana.
ADVERTENCIA: leer Watchmen puede producirte
una terrible e irracional aberración hacia
los calamares.
-Eso parecen indicarnos los estremecedores bocetos de lo que se encuentran haciendo que vemos en este número. Pocas personas tienen la posibilidad de perpetrar algo así. Y pronto parece que lo sabremos, ya que Búho Nocturno y Espectro de Seda de nuevo acogen esos nombres ridículos junto a sus identidades enmascaradas para reunirse con Rorschach. Y mientras lo hacen, las diferentes visiones de la sociedad que se nos han presentando parecen avanzar en sus vidas hacia un clímax.
-Y fíjate en aquel periódico que vemos al final, ése que leia Rorscharch: ultra derechismo y paranoia. Es normal que terminara así de loco, así de paranoico respecto a la idea que hubiera un cazador de enmascarados entre ellos. En cierto modo le entiendo.
-Quizá en un mundo al borde del Apocalipsis sólo los locos tengan razón. Porque ese periódico, el New Frontiersman, no para de alertar sobre las desapariciones producidas que gracias a Moloch sabemos que se encuentran en la isla. Y su conflicto con el Nova Express puede que esté justificado, pues veo una sombra muy turbia detrás de ese periódico de ideología opuesta.
-Aún quedan unos pocos capítulos, espero que el Tercer Mago no despeje de golpe nuestras dudas.


-De vuelta a ese rosado Marte. Tras haber dejado tan clara con un realismo extraordinario la personalidad de dios y la omnipotencia del Doctor Manhattan, que decida hablar con esa mera mujer que es Laurie Juspeczyk sobre el destino del mundo resulta cuanto menos extraño.
-Parece casi imposible que dos personas tan opuestas se den encuentro en Marte, claro que con el poder de Manhattan nada suena imposible. Los dos polos, la parte mas sencilla de la humanidad y la representación física de Dios, intentando comprenderse el uno al otro. Manhattan haciendo ver a Laurie el pasado, el presente y el futuro como un único momento lleno de reveladoras escenas... y Laurie dejándole claro a Manhattan que incluso el ser mas simple, es extraordinario...
-Y todo gracias a esos milagros, a esas casualidades que estaban ocultas por la mente de Juspeczyk y que Manhattan se preocupa de sacar a la luz. Esa gran revelación final sobre su vida que hace llorar a la mujer, provoca que el dios recupere su interés por la vida.

Ven, seca tus lágrimas, porque eres vida, algo más excepcional que un Quark y más impredecible que lo que Heisenberg soñó jamás: la arcilla en la que las fuerzas que dan forma a todas las cosas dejan sus huellas de un modo más claro.

-Esto es lo que sucede cuando el Doctor Manhattan se mete a poeta

-¿Y que mejor manera de salvar el mundo del reloj del apocalipsis que con el hombre omnipotente? Lo que Manhattan le hace a Juspeczyk llega a ser... cruel. Tantos recuerdos enterrados, olvidados y vueltos a la vida de golpe, encajando como un perfecto rompe cabezas, diría que ha sido demasiado incluso para ella.
-Si sus recuerdos consiguen hacer cambiar al inmutable Doctor Manhattan, está claro que debía revolver los mismos cimientos de la señorita Juspeczyk. Pero gracias a ese sufrimiento conseguimos saber más acerca de su vida, totalmente influida por su madre.
-Y para terminar el capítulo ni mas ni menos que los viejos recuerdos de su madre... los pasos que la precedieron y conformaron y que en cierto modo han dado lugar a la mayor de las piezas del rompecabezas...
-Toda una retrospectiva en la que conocemos a ambas. Es singular la manera en que esta obra va construyendo su propio pasado mientras se avanza hacia un futuro. Un futuro que es cuanto menos incierto de acuerdo al único ser que en este punto puede verlo: Manhattan. El ser azul parece conocer pocos detalles de lo que sucederá a continuación, pero los que conoce son aterradores.


-Nixon y su teléfono rojo...Viejas amistades vuelven, viejos compañeros... parece que el búho retoma las viejas costumbres. Se nota que trabajó con Rorschach para limpiar los bajos fondos, desde luego. Aunque choquen, saben como sonsacar toda la información que necesitan. Ese pequeño momento en la nave de entrañable acercamiento. A pesar de sus diferencias, se valoran, saben el nivel que su trabajo alcanza en conjunto. Joder, habría llorado si eso no echase a perder mi pose.
-Tienen el encanto de las amistades contrapuestas. Está claro que Rorschach piensa que Búho Nocturno es débil y que toda su vida ha sido cómoda, pero valora que tenga el valor de volver a luchar a su lado. Mientras que Dreiberg quizá hasta le tenga algo de miedo a su compañero, pero entiende que es así por todo lo que ha vivido en su vida y no le culpa. Además, su clásica concepción del mundo infantil le lleva a pensar que, al ser un enmascarado como él, deben apoyarse.
Algunos de nosotros siempre hemos vivido al borde del abismo, Daniel. Es posible sobrevivir si uno sigue las reglas. Agárrate con uñas y dientes y nunca mires hacia abajo.
-Rorschach sabe que Dreiberg no es más que un enmascarado,
no ha trascendido psicológicamente la condición humana como él,
por lo que nunca le llamará Búho Nocturno.

-Ozymandias me recuerda a una de esos pésimos anuncios de madrugada de la MTV. Todas esas pantallas encendidas, todo esos canales distintos, ya no solo a nivel nacional, si no a nivel global, quieto, fijo, observándolas... ¿Qué espera sacar de todo ello?
-Ignoro la poderosa ciencia que se esconde tras lo que llamas MTV, pero sin duda su objetivo es el conocimiento de la sociedad a través de todos esos medios de comunicación. Parece haberle servido a la hora de prosperar económica y socialmente.
-Sin embargo cualquier persona se volvería loca con dos docenas de voces hablándole en distintos idiomas y mostrándole secuencias de imágenes cualesquiera...
-Es lógico pensar que el cerebro más capaz de la tierra albergue también algo de locura. Es de donde provienen la mayoría de las ideas. Y ha debido de tener una grande teniendo en cuenta cómo se precipitan los acontecimientos a continuación. La exquisitamente cruda narración del diario de Rorschach nos abandona, la descripción del entramado empresarial de Veidt que encontramos en el anexo, la ausencia de la que todavía hacen gala el Doctor Manhattan y su ex-pareja. Todo parece precipitado, cuando desde el primer número de esta historia se nos ha mostrado un tiempo que avanza inexorable pero lento en todos los relojes, parece que la hora final está llegando a velocidad vertiginosa y todo se dirige a su conclusión. Una miríada de acontecimientos dirigidos a esa persona, al villano definitivo de esta historia, a...
-El tiempo es más lento cada vez que te detienes a hablar de esa forma, Gull. Creo que es hora de dejar atrás esos análisis tan exhaustivos. Maldita sea, quiero saber qué sucede a continuación.


-De acuerdo, mi impetuoso visitante. Pero la continuación no es muy dispar a lo que estaba mencionando. Este nuevo número está cargado de sucesos que parece que están a punto de dirigirse a su punto álgido.
-Empieza ni mas ni menos que con el genio Ozymandias, parece que aún cuerdo tras tantas horas de televisión... Relatando sus memorias a sus sirvientes, al detalle, hablando de cómo siguió los pasos de su héroe de infancia, el gran Alejandro Magno, de cómo hubiera dado cualquier cosa por hablar ante él, hablar de su imperio, de su poder...

En realidad, todo Watchmen es un gran chiste.
La vida es una broma.
-No obstante, en su orgullo, Veidt incluso se atreve a valorar a su ídolo y cree encontrar cuál fue su error. Gracias a toda esta visión de la vida de Ozymandias sabemos el por qué de toda esa simbología egipcia oculta desde los primeros números. Toda proveniente de un hombre obsesionado con ello que posee gran parte del mundo.
-Y no duda en compararse con Alejandro Magno, con buscar los símiles en sus carreras para evitar caer en su mismo fallo, para evitar caer como él lo hizo. No podemos dejar pasar otros hechos: las personas tensas ante el reloj del juicio final, a 5 minutos de la medianoche...
-Sin duda, todo el mundo parece que pende de un hilo, y al fin vemos ese punto de clímax de esas historias de diferentes sectores de la sociedad que se nos vienen presentando desde el principio y que en el anterior número se estaban precipitando. La inmediatez del anunciado fin del mundo altera el comportamiento de todo el mundo. De modo que aquí queda completa la visión global de este mundo interconectado, que hemos conocido por completo gracias a esa multiplicidad de historias comunes y en realidad intrascendentes. Tantas y tan dispares como las que llenan el mundo real.
-Al final todos marchan por el mismo camino, la pareja de lesbianas, los dos del quiosco y aquellos policias de la investigacion. Caprichoso el destino, caprichoso sus caminos... caprichoso el final del capitulo.
-Pero no es el Tercer Mago alguien que deje las cosas a capricho del destino. Algo que se intuye por el mismo final de este número, que al fin y al cabo es igual que el comienzo: una mancha como las muchas dispuestas por esta obra que se encuentra sobre un fondo blanco. No obstante, la primera mancha es una mancha colorida y brillante sinónimo de vida, mientras que al final la mancha es negra y siniestra, augurando la muerte. Ese cambio entre la primera y la última imagen no es más que otro símbolo de los muchos dispuestos por estas páginas. Un símbolo de lo que ha cambiado a partir de este trágico momento.
-Es cierto que termina tal como comienza, una mancha y algunos restos de vida desvaneciendose. Me recuerda a una frase, una máxima estoica ''Haz justicia aunque destruyas el mundo''. ¿No es irónico?
-Irónico o no, resulta adecuado. Queda por saber la clase de justicia que ha sido impartida. Pero antes de saberlo, nos adentramos en el anexo de este capítulo en una autopropaganda de Adrian Veidt que básicamente nos da una idea de la imagen que da hacia el mundo en ese periódico que le es de ideología cercana, el Nova Express, cuyo verdadero dueño parece quedar bastante claro durante esa misma entrevista. Quizá ese gran carisma entre el populacho le haya ayudado a enfrentarse al gran reto que a continuación se revela.


-¿Y al final? ¿Que queda al final? Los cimientos que han salvado el mundo de su final, ¿Pero a que precio? La aprobacion de Manhattan, de ese ser omnipotente e inhumano no hace si no afirmar que el precio es demasiado alto...
-¿Demasiado alto? Precisamente Manhattan porque logró ser conmovido en Marte ha adquirido una comprensión que abarca más allá de lo meramente observable en términos físicos. Ahora comprende mucho mejor las implicaciones simbólicas que conectan su mundo. Por eso es capaz de comprender, aunque nunca confirmar ni negar, el precio a pagar.
-Aunque nunca confirmar ni negar. ¿Cómo puede afirmar entonces que se hizo lo correcto? ¿Que el precio no fue demasiado alto?
-El precio era el que se debía pagar. No existe atisbo de duda, de no haber resultado así, no habría habido precio alguno que pagar. La necesaria decisión del más capaz es preferible a la inconsciencia pertinaz que Rorschach proponía.
-Rorschach fue fiel a sí mismo hasta el final... del futuro depende confirmar si el mundo se ha salvado o no de consumirse de nuevo a sí mismo.
-Apenas existe una incertidumbre indisoluble sobre lo que sucederá a continuación, con este final que no lo es, pero siempre veré preferible quedarme con un Apocalipsis que tiene una luz al final del túnel que con esa gran oscuridad infinita que parece predecir la última imagen que nos es mostrada.
-El Tercer Mago es cruel, y sin embargo he de reconocer que goza de talento para la creación, es dificil crear una obra tan fiel que genera tantas dudas sin respuestas...
-Sin duda es un mago capaz, si consiguió crear personalidades tan singulares como, evidentemente, somos nosotros. Sin embargo, he de reconocer que no ha escatimado en creatividad a la hora de concebir este mundo delirante y absurdo que sin embargo crea con una gran coherencia y realismo.
-Lo que comienza siendo poco mas que una historia de hombres en mallas termina siendo un análisis a la mente de cada vigilante, a buscar respuestas ante actos que ni tan siquiera llegamos a alcanzar. El Tercer Mago ha sido capaz de moldear un ser que está muy por encima de él, y le ha sabio dar voz a la perfección.
-No hay duda de que la creación de un dios de forma tan perfecta es una dignidad reservada a unos pocos. Pero tampoco hay que restar mérito a la labor de quienes recrearon con imágenes este mundo, lleno de unos colores adecuados a cada escena y unos dibujos que transmiten tanto realismo como fantasía en una medida equilibrada.
 -Formas desconocidas tanto en tu mundo como el mío... es sencillamente impresionante, he viajado al mismísimo infierno, al hueco entre mundos, pero nunca había visto ni imaginado algo así.
-La fusión perfecta entre imagen y letras, la aterradora simetría, el realismo de los personajes, las viñetas alternas, la narración simultánea, la concepción de un pasado mientras se construye un futuro, la creación de una obra dentro de la obra propia... todo eso es... ¿pero qué es eso?
-Es... tan... azul...
-Es la primera vez que me resulta sencillo localizar la anomalía en esta realidad espacio-temporal. He de asumir que una fuerza superior a mí os ha colocado aquí, algo que ninguno de nosotros puede entender, pero de lo que no debemos renegar.
-¡Excepcional! E-es sencillamente excepcional. Es un honor para mí conocerle, señor. De un sobresaliente doctor a otro, debo confesar que si ninguno de los que estamos aquí puede conocer esa fuerza, entonces pocos podrán. Mi nombre, por cierto, es Sir William Withey Gull.
-Supongo que debo perdonar su confusión ante el termino doctor, debe de ser dificil adecuarlo a un tiempo que no es el suyo...
-Bueno doctores, me acabo de quedar sin tabaco y no hay ni rastro de Norton, así que creo que estáis perdiendo a un paciente...
-¡Por Jahbulon! Una reunión de tan extraordinaria complejidad se merece una pequeña celebración. Acudiremos a una posada que conozco. El pastel de carne es especialmente delicioso, pero sobre todo es el mejor lugar de Londres para tomar una buena pinta. Disfrutaremos del mejor jugo de cebada que puede ofrecer la culminación de un imperio centenario.
-Bueno Manhattan ¿Te importa si te llamo Manhattan? Perdón, a lo que iba, ¿Por qué no vienes con nosotros a disfrutar de una buena cerveza y te dejas de esos campos metafisicos tuyos?
-Reconozco que dejar mi trabajo a medias no supondría daño ninguno, ya que en estos momentos obedece tan sólo a mi curiosidad. Y tengo todo el tiempo del mundo para saciarla. También he de admitir que la cerveza me trae vagos pero buenos recuerdos. ¿Por que no debería aceptar una oferta semejante?
-De acuerdo, seguidme pues.
-Supongo que éste es el comienzo de una hermosa amistad, como dice el viejo dicho.
-¿Comienzo? Nada comienza nunca...
-Oh, vamos, deja eso un poco.



John Constantine
es un personaje creado por Alan Moore y Stephen Bissette en
La Cosa del Pantano número 37
y le ha dado vida Henry "Hank" Chinaski.

Sir William Withey Gull
es un personaje histórico recreado por Alan Moore y Bruce Campbell en
From Hell
y le ha dado vida Panmios.

Andrew Norton
es un personaje creado por Iain Sinclair en
Slow Chocolate Autopsy: incidents of the notorious career of Norton, prisioner of London,
fue usado por Alan Moore y Kevin O'Neil en
The League of Extraordinary Gentlemen: Century
y le ha dado vida Panmios.

Jon Osterman, alias Doctor Manhattan,
es un personaje creado por Alan Moore y Dave Gibbons en
Watchmen
y le ha dado vida Henry "Hank" Chinaski.

2 comentarios :

  1. ESTA. ES. LA. MEJOR. MALDITA. RESEÑA. QUE. HE. LEÍDO. EN. TODA. MI. VIDA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Joder, gracias. Sigo diciendo que exageras, pero muchas gracias. Nuestro trabajo ha costado.

      Eliminar

Comenta, opina y discute de lo que te parezca, pero sin perpetrar ningún acto villanesco. Superhéroes suelen merodear estos lares.